(858) 454-8100 info@oncologysystems.com

Proyecto reciente: La mudanza sin costo de un acelerador lineal

Proyecto reciente: La mudanza sin costo de un acelerador lineal

Cuando usted es un paciente oncológico sometiendose a terapia de radiación, el compromiso es diario. Usted debe presentarse a la terapia casi a diario durante semanas enteras, sin interrupción alguna. Si bien la terapia de radiación no es invasiva y usted puede percibirla como un procedimiento relativamente cómodo, es una experiencia perturbadora en su vida cotidiana. De lo último que usted quiere enterarse es tener que viajar a otro lugar fuera de su alcance para cada tratamiento, porque el equipo de tratamiento de su centro de oncología y radiología se encuentra fuera de servicio.

Mudanza de un acelerador lineal sin tiempo inactivo

La interrupción temporal de los servicios de tratamiento de radiación era un situación que un establecimiento en San Diego no quería crear para sus pacientes. El dilema para el grupo era una mudanza planeada a un nuevo edificio. Las opciones parecían limitadas: interrumpir los tratamientos de los pacientes mientras su acelerador lineal estaba fuera de servicio durante la mudanza, enviar a los pacientes a otro lugar para el tratamiento de radiación y así correr el riesgo de perder pacientes en favor de estos nuevos establecimientos, o enfrentar el considerable gasto de comprar un nuevo acelerador lineal.

¿Qué se necesita para mudar un acelerador lineal?

Mudar un acelerador lineal a un nuevo lugar no es algo trivial. La máquina es enorme: pesa más de 25,000 libras (11,340 kg) y mide 8 pies de altura (2.43 m). Siendo una técnica impresionante, un acelerador lineal es sumamente sensible y frágil. Una mudanza debe realizarse con un cuidado óptimo, y el hacerlo así toma tiempo; el traslado puede tomar un plazo de cuatro a ocho semanas.

Poniendo el tratamiento en espera

La naturaleza misma de la terapia de radiación hace que la suspensión del tratamiento se vea en una postura crítica. La terapia de radiación destruye el ADN de las células cancerosas a mayor velocidad que las células sanas, una ventaja en el tratamiento del cáncer. Las células sanas se recuperan de la radiación a una velocidad más rápida que las células cancerosas; antes del tratamiento del día siguiente, las sanas ya se han recuperado, mientras que las células cancerosas se vuelven más débiles. La interrupción del tratamiento les brinda a las células cancerosas la tregua que necesitan para fortalecerse nuevamente.

Evaluación de la compra de un reemplazo

La mayoría de los hospitales y clínicas que enfrentan el traslado, derivarán a los pacientes a una segunda máquina dentro de su red (si existe una con capacidad extra) o alquilarán una cámara modular o portátil que sirva como solución provisoria; esta puede fácilmente costar más de US$ 500,000.

Entonces ¿qué se puede decir de comprar una nueva máquina para tener una transición impecable? Usted puede hacerlo, pero es sumamente costoso. De acuerdo con el indice de precios de tecnología de Modern Healthcare/ECRI Institute (julio 2015), el costo promedio de un acelerador lineal nuevo es US$ 2,928,771. Un acelerador lineal reacondicionado es considerablemente menos costoso. De cualquier modo, un establecimiento que no tenga una segunda máquina disponible ni los reursos monetarios para alquilar un segundo acelerador lineal, puede resultar en una interrupción del tratamiento de los pacientes durante varias semanas.

La solución sin costo

Para el establecimiento de San Diego que mencionamos anteriormente, la respuesta fue comprar un acelerador lineal reacondicionado. Su búsqueda se hizo a nivel mundial, ya que los proveedores de soluciones de equipos médicos reacondicionados compitieron para encontrar la máquina adecuada para la situación. Los requisitos eran muy específicos en términos de niveles de energía. La máquina buscada era escasa en el mercado; menos del 20% de los aceleradores lineales ofrecían la misma configuración de la máquina actualmente en el establecimiento.

Radiology Oncology Systems (ROS) de San Diego descubrió la solución perfecta después de una extensa búsqueda global. ROS pudo adquirir una máquina casi idéntica, una Clinac© iX de Varian Medical Systems con RapidArc® y tomografía computarizada de rayo en forma de cono (CBCT). El establecimiento pudo proporcionar a sus pacientes un tratamiento perfecto, sin interrupciones.

La mudanza a un nuevo edificio se llevó acabo en el verano del 2015, con tiempo inactivo igual a cero. La transición se ejecutó sin incurrir costos adicionales. Esta excepcional experiencia se logró mediante la venta del acelerador lineal original del establecimiento prácticamente por lo mismo que costó la compra e instalación de la máquina reacondicionada. En otras palabras, el ingreso por la venta de la máquina existente abastecía no solo la compra de un reemplazo sino también los costos de transporte y de instalación.

Cuando tiene mayor sentido comprar un acelerador lineal usado

La compra de un sistema usado no significa necesariamente comprar tecnología anticuada. En el mercado de equipos usados, pueden encontrarse muchas máquinas relativamente nuevas. Los compradores pueden obtener la tecnología más reciente a un precio más accesible. Además, las máquinas a menudo se actualizan conforme pasa el tiempo con plataformas desarrolladas para sistemas usados.

La respuesta de los establecimientos a la compra de equipos médicos usados es positiva. Una encuesta del sector realizada por ROS en agosto del 2015, mostró que el 63% de los establecimientos encuestados habían comprado equipos médicos usados en el pasado. De esos establecimientos, el 96% informó que sus experiencias con estas compras habían sido de neutral a positivas. Además, casi el 50% de los encuestados indicaron que su establecimiento probablemente compraría al menos una máquina usada/reacondicionada en los dos años siguientes.

Para mayor informes acerca la adquisición de equipos médicos usados, vea la guía de compra de ROS.

buyers_guide_spanish_2.png

Acerca de Radiology Oncology Systems

Radiology Oncology Systems, con sede central en San Diego, California, suministra a nivel mundial soluciones de equipos médicos como lo que son hospitales, clínicas, consultorios veterinarios, fabricantes de equipo (OEM) y otros proveedores de equipos y de servicios. ROS se especializa en tomografía computarizada (CT), resonancia magnética (MRI), medicina nuclear, aceleradores lineales y equipos oncológicos, y también vende sistemas de actualización, productos y accesorios. Además, Radiology Oncology Systems es distribuidor en los EE. UU. de los láseres de posicionamiento de pacientes CYRPA y el sistema de software de reducción de dosis SafeCT. Para obtener más información, visite www.oncologysystems.com.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *